jueves, 27 de noviembre de 2008

Política Ambiental


ambiente.
(Del lat. ambĭens, -entis, que rodea o cerca).
1. adj. Dicho de un fluido: Que rodea un cuerpo.
4. m. Grupo, estrato o sector social. Ambientes intelectuales, populares, aristocráticos.
de ~.
1. loc. adj. Col. Dicho de una persona: hospitalaria (‖ que acoge con agrado).

En Perú 'ser de ambiente'
1. marica, machona
2. 'ir a lugares de' ambiente


La política ambiental o política de ambiente no es un fenómeno novedoso ni innovador exclusivo de las sociedades contemporáneas. Se suele pensar que estas siempre llegan después de haber sido implementadas en países que han desarrollado a un nivel exponencialmente superior sus capacidades que los tercermundistas. La sociedad de la información y las minorías indígenas nos recuerdan que la pluralidad y la tolerancia no es un invento exclusivamente occidental. Si nos situamos en el imperio incaico, veremos que la política ambiental era, más que un dictamen, una práctica social cotidiana; y con esto afirmamos que fueron los Incas, sin duda, los precursores de la marcha del orgullo gay; reivindicaron la diversidad utilizando elementos que occidente históricamente incorporó a roles de identidad: aretes o faldas en varones bien agarraditos. Los Leathermen de la época.

Retomar las políticas ambientales ha sido, sin embargo, bastante duro para la historia de la sociedad moderna. Durante la revolución industrial, las políticas ambientales fueron olvidadas por ser un obstáculo para el progreso tecnológico. El ambiente fue tomado, adaptado y transformado para la revolución. Sin embargo, hoy el ambiente resurge y arma su propia revolución.

Existen diversas concepciones sobre la mejor política ambiental. Algunos dicen que es un obstáculo y por lo tanto hay que eliminarl(as)(os)(x), otras posiciones reformistas son las que apelan a la tolerancia incipientemente roussseauniana: se debe ser tolerantes porque al fin y al cabo también son humanos. Existen incluso quienes proponen crear Ministerios de Ambiente para que esta nueva generación tenga un espacio donde 'reunirse' y 'agruparse' de manera libre y no en guetos de mala muerte.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En Argentina, los ambientalistas cortaron el cruce a Uruguay. Dicen que a los uruguayos no les importa el ambiente. Pero resulta que la selección de fútbol gay de ese país salió campeona el año pasado... Debe ser que los ambientalistas argentinos están celosos.

Anónimo dijo...

El Ministerio de (Medio)ambiente es para los bisexuales?

Chechi dijo...

Ministro de Ambiente, señor Brack Huevo, tome nota.

rocio dijo...

yo he ido a esa calle.