sábado, 18 de octubre de 2008

Confusiones

La gente entiende lo que quiere entender. Resulta que Dios se tomó el trabajo de hacernos hombres y mujeres, dos sexos bien definidos, con características externas reconocibles, con formas de pensar y actuar distintas, para que nos uniéramos en intercambio amoroso. Y ¿qué hacemos? Nos mezclamos. La heterosexualidad es una prueba concreta de la testarudez humana. Una forma contranatura de comercio íntimo. No habría más que mirar un poquito y darse cuenta de que somos diferentes, pero no. Así persiste el sufrimiento y el paganismo hereje. Es como querer casar a un policía con un hippie.


[Nota: ni hablar de otras desviaciones como la unión civil entre emos y punquetos y el sexo entre peronistas]


4 comentarios:

Lalo dijo...

OK yo pense que el cuadro de la virgen de la leche era uno de los mas atrevidos que habia (por incluir chichi-interaccion en el) pero este le gano! XD Interesante Blog Darling! ;)

aLexandra dijo...

["yo fui emo"]

contraimaginarios dijo...

ja, esto sí que me parece verdad.

Jo dijo...

prefiero creer en Grecia y sus tres seres humanos